services

Si tu alimentación no funciona como debiera, pide ayuda

¿Sientes que tu vida está controlada por la comida? ¿Te preocupa demasiado tu apariencia física?

Los trastornos de la alimentación son enfermedades que se manifiestan a través de la conducta alimentaria, pero que, sin embargo, engloban una gama muy compleja de factores emocionales. En ellos prevalece una alteración de la imagen corporal, el temor a subir de peso y la valoración personal excesiva a través de la figura corporal.

En general, se han asociado los trastornos de la alimentación con cuerpos excesivamente delgados, pero la realidad es que una persona que está sufriendo un problema con la alimentación no está necesariamente baja de peso.

Esto hace que la gente a tu alrededor no se percate del sufrimiento por el que estás atravesando, ya que puedes no haberlo contado por vergüenza, no haberle dado importancia u otros motivos.

Es importante pedir ayuda si tienes dudas acerca de tener un problema con la alimentación, ya que el tratamiento se complica si se ha cronificado y puede afectar no solo a tu salud mental sino también a tu salud física.

 

¿Cuáles son los trastornos de la alimentación más comunes?

Anorexia nerviosa

Los pacientes con anorexia nerviosa realizan una restricción de la ingesta alimentaria, que da lugar a una considerable pérdida de peso por debajo de lo normal, y en algunos casos a la desnutrición.

La pérdida de peso es originada por la persona afectada, al reducir la ingesta de alimentos, la provocación del vómito o la práctica de ejercicio físico intenso.

Bulimia Nerviosa

Quienes sufren de bulimia tienen episodios de ingesta excesiva de alimentos en periodos cortos de tiempo. Además, existe una preocupación excesiva por controlar el peso, lo que puede llevar a la utilización de métodos para llevarlo a cabo.

La imagen del cuerpo está distorsionada y hay un sentimiento permanente de insatisfacción con el propio cuerpo. Existe una dificultad para controlar la ingesta y no llegar a tener atracones.

Trastorno por atracón

El trastorno por atracón se caracteriza por episodios de ingesta compulsiva de manera recurrente.

El individuo ingiere una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de la gente comería en el mismo tiempo, experimentando después sentimiento de culpa. Los atracones no responden a la sensación de hambre, sino a situaciones de ansiedad, malestar o inestabilidad emocional.

A diferencia de la bulimia, quien sufre este trastorno no tienen conductas compensatorias (vómito, uso de diuréticos y/o laxantes, ejercicio excesivo). Por esta razón, suele llevar a un aumento considerable del peso, que lleva a una importante obesidad.

services

Si sientes que estás padeciendo alguna de estas dificultades con la alimentación o cualquier otra, no dudes en pedir ayuda.

Los trastornos de la alimentación tienen tratamiento, pero si tardamos en iniciarlo, el problema se cronifica y solucionarlo se vuelve más difícil.

Nuestra primera consulta es gratuita, pide cita: 645 35 78 13

WhatsApp chat