admin

Entrevista sobre La Nueva Ley Trans

En el contexto actual de discusión originado por la publicación por parte del Ministerio de Igualdad del borrador de la Ley Trans, la estudiante de periodismo Leire Moro realizó una entrevista a nuestro compañero Andrés Galemiri.

El borrador tiene como objetivo modificar la anterior ley de cambio de sexo registral de las personas trans de 2007.

Por otro lado, quiere incidir en aspectos como el empleo, la justicia y el acceso a la sanidad.

Publicamos aquí las respuestas de nuestro compañero, por si pueden ayudar a despejar algunas dudas sobre la misma.

 

1-Desde el colectivo transexual, reclaman quitar recorrido hasta el cambio en registro, la necesidad de tener el visto bueno de un psiquiatra. Los profesionales que les acompañáis en esa transición ¿creéis que sería lo correcto? Quitar ese requisito.

Antes de nada, me gustaría decir que hablo en nombre propio y de Prisma Psicología.

Aquí nos dedicamos, entre otras cosas, a estos acompañamientos y a atender el malestar que sufren tanto las personas trans como cualquier otra persona.

Y observamos que en las personas trans los malestares están muy influenciados por la discriminación que sufren en el día a día y la falta de oportunidades que existen.

En este sentido, no hablo en nombre de las personas profesionales que acompañan, ya que no conozco a todas las profesionales que lo hacen, ni soy portavoz de ningún colectivo.

Junto con esto, una de las mayores discriminaciones que viven las personas trans tiene que ver con no poder ser nombradas como lo desean.

Es aquí donde el discurso médico, psiquiátrico y psicológico ha generado un gran perjuicio, al afirmar históricamente que ser una persona transexual era una patología catalogándola en los manuales psiquiátricos y médicos de referencia.

Esto ha cambiado hace muy poco, pero se mantiene el concepto de disforia, que implicaría la afirmación de que existe un tipo particular de malestar por ser una persona trans.

Y esto hace que los profesionales no se detengan a pensar que gran parte de ese malestar es debido a cómo la sociedad conceptualiza y discrimina a las personas que no caben en unas normas rígidas de sociedad.

Por todo esto, creo que es necesario sacar de la ecuación a la psiquiatría, a la medicina y a la psicología para certificar que una persona es lo que dice ser.

Por lo demás, tanto el Parlamento Europeo, como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, las Naciones Unidas y un largo etcétera de organizaciones dedicadas a los derechos humanos han sentenciado que esto es necesario.

Esto quiere decir que no se trata de un tema médico, si no de pensar en qué tipo de sociedad queremos construir, y quiénes son parte de pleno derecho en la misma.

Y no condenados y condenadas a vivir en los márgenes por las leyes que tenemos.

Por todo lo dicho, en Prisma Psicología creemos que es absolutamente fundamental sacar todo tipo de requisito psiquiátrico para el cambio de nombre y sexo registral.

Se prevé  que esto puede resultar en una disminución muy importante de intentos de suicidio o dificultades como la depresión o la ansiedad según un estudio publicado en la revista The Lancet el año 2020[1].

 

 

2.- ¿Sería más adecuado, como me comentaba una mujer transexual, tener un psicólogo o sexólogo que le acompañe en todo el proceso y solo si éste detecta algún problema sea derivado a psiquiatra?

En este sentido creo que debe haber disponible para las personas trans circuitos accesibles de profesionales de la salud mental que sepan acompañar el proceso de transición para quienes así lo deseen.

O para enfrentar el proceso de ir entendiendo la propia identidad, o para trabajar todas las dudas e inseguridades que se van produciendo en este proceso.

Es decir, no debiera ser algo obligatorio en absoluto, debería ser accesible, y los profesionales que trabajen en esa área, deberían saber hacerlo con perspectiva de género y no patologizadora.

Una vez dicho esto, lo otro ya sería como el trabajo clínico con el resto de la población; si por algún motivo la persona tiene un malestar tan serio que se hace insoportable y es inevitable el uso de psicofármacos, se debería derivar a una psiquiatra.

No para constatar una disforia de género, sino para tratar el malestar que se está generando, tal y como se hacer con cualquier otra persona.

Es probable también que mientras más capaces seamos de entender que nuestra sociedad es diversa en temas referentes a la sexualidad y al género, y que todas cabemos ella, menos sea necesario el acompañamiento psicológico.

Probablemente siempre será necesario para algunas personas, así como para parte de la población no trans que asiste hoy en día por diversas dificultades a las especialistas en salud mental.

 

3.- Como psicólogo, ¿se ajusta el proyecto de la ley trans a las necesidades reales del colectivo?

Es interesante esta pregunta, porque se le dirige a una persona especialista en salud mental cuando quienes debieran contestar son las personas que se ven afectadas por esta ley.

En este sentido, tanto las asociaciones más representativas, como la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, y Bisexuales, junto con muchas otras organizaciones más pequeñas han apoyado el borrador y creen que reúne las condiciones necesarias para que las personas trans empiecen a ser personas de pleno derecho en nuestra sociedad.

Finalmente, eso es lo que se está legislando: que sobre sus derechos y sus cuerpos no pueda haber profesionales que decidan discrecionalmente.

Entonces, como psicólogo, creo que a las personas que ejercemos desde la salud mental nos toca escuchar y reflexionar, más que opinar.

Otra cosa es que como personas tendremos el derecho de opinar y aportar a la discusión, pero no desde el lugar de poder y privilegio que nos otorga la profesión.

Lo que sí puedo decir desde ese lugar es que, si esta ley trae como consecuencia menor discriminación, mayor acceso a la salud y mejores condiciones sociales para las personas trans, es probable que la salud mental de estas personas también mejore.

 

4.- Desde el colectivo transexual me han trasladado que uno de los mayores problemas de esta ley es la redacción y de usar el concepto de identidad de género y el concepto de identidad sexual ¿crees que son dos conceptos que se deben diferenciar?

Antes de contestar me gustaría saber a quién se refiere cuando dice el colectivo transexual, ya que como toda organización u organizaciones políticas no hay una sola voz ni opinión.

Dicho esto, tampoco mi opinión es a favor o en contra del colectivo ya que, una vez más desde el lugar que se me pregunta, es decir como psicólogo, no tengo palabras para deslegitimizar o avalar una opinión de quienes se ven afectadas y afectados por esta ley.

Es verdad que la ley define de manera indistinta la identidad de género o sexual definiéndola como: “la vivencia interna e individual del género tal y como cada persona la siente y autodefine, pudiendo o no corresponder con el sexo asignado al nacer.”[2]

De manera muy general se puede decir que en las teorías de género la sexualidad hace referencia a lo biológico y el género a la manera en la cual la sociedad y el individuo interiorizan los mandatos de género.

Es decir, cuáles son los roles y jerarquías sociales asignados las personas signadas como hombres o como mujeres.

Esto, al no ser jurista, no sé qué implicaciones podría tener a nivel legal. Sin embargo, sí es claro leyendo la ley, que esta no pretende abolir el concepto de género, ni matizarlo.

Es decir, no se agrega personas de género fluido, o no binarias. Por lo tanto, a mi me cuesta entender las críticas que se hacen en este sentido.

Agradecemos a Leire Moro la posibilidad de poder hablar acerca de este tema tan actual y tan relevante para las personas trans que acompañamos como profesionales.

Si eres trans y estás buscando apoyo, orientación o necesitas cualquier tipo de información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en https://www.prismapsicologia.es/donde-estamos/. 

Prisma Psicología

 

 

 

[1]  https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S2468-2667%2820%2930032-3

[2] https://www.huffingtonpost.es/entry/borrador-ley-trans_es_601a7c5ec5b69137248e41b3

, ,
Contact

Pide cita

Si quieres pedir cita llámanos al 645 35 78 13, o rellena el formulario de contacto para que te llamemos nosotros. Puedes poner el día de la semana y el horario que mejor se adapte a tus necesidades.

También puedes escribirnos si tienes alguna duda. Te responderemos con la mayor brevedad posible.

Contact
WhatsApp chat